Un momento de paz

buscado entre la bruma.

Un momento de paz

hallado en tus labios.

Qué me importa ya

si perdí la luna

cuando la noche oscura

me cegó por dentro.

Qué me importa ya

si el mito murió

y solo quedan cenizas

que no resurgirán.

Me buscas tarde,

me buscas y no hallas,

quizás mañana pueda

dedicarte unas palabras.