Gotas de sudor en el rostro.

Miedo, dolor, incertidumbre,

junto al fuerte deseo de huir.

Cadenas imaginarias

sujetas a un ser que quiso,

desparramando décadas 

sin tener ningún sentido.

Lágrimas mil veces en el rostro.

Morados infinitos en el cuerpo.

Rotos pensamientos de salir.

He ido en tu busca.

No hay más excusas.

Vamos a abandonar el naufragio.

Vamos juntas a salir de allí.

             Juana María Fernández Llobera